Síguenos:
pluma
Artículos
TODA LA ACTUALIDAD SOBRE EL MUNDO DE LA VELA Y LA NAVEGACIÓN.
Cocinar y beber con agua de mar

COCINAR Y BEBER AGUA DE MAR

Por Administrador
Seguridad
May 18th, 2015
0 Comentarios

La salinidad del agua de mar  resulta de la combinación de diferentes sales, destacando los cloruros, carbonatos y sulfatos. El cloruro de sodio, más conocido como sal común es la más abundante, llegando a ser el 80 por ciento de todas las sales disueltas en el agua de mar.

Aunque la cantidad de sal difiere mucho entre los diferentes mares y océanos, la salinidad del agua de mar tiene una proporción media aproximada de 36 gramos por litro de agua. Esto, en términos prácticos, viene a ser que una taza de agua de mar contiene unas dos cucharitas de sal fina.

A bordo de un barco y especialmente en largas travesías, el agua dulce es un bien escaso y muy preciado que debemos intentar dosificar siempre su uso. Utilizar el agua de mar siempre que sea posible nos ayudará a racionalizar el consumo de agua dulce.

Cocinar con agua de mar:  

Cocinar con agua de mar no solo nos ayudará a reducir el consumo de agua dulce sino que nos hará mejorar el sabor de los platos. También, el aporte de sales naturales y nutrientes contenidas en el agua de mar será beneficioso para nuestra salud. Afamados cocineros como Ferrán Adriá utilizan habitualmente el agua de mar en su alta cocina para mejorar el sabor de sus platos.

Dependiendo de los platos a cocinar podemos utilizar diferentes proporciones de agua de mar mezclándola con agua dulce.

Cocer verduras: Una proporción de 40% de agua de mar y 60% de agua dulce nos dará el punto perfecto de sabor y textura.

El marisco: Es ya bien conocido que cocer marisco con el 100% de agua marina nos dará el punto perfecto al marisco.

El pescado: Para cocer el pescado un 35% de agua de mar y un 65% de agua dulce nos dará un punto delicioso.

Arroz y paellas: Utilizaremos un 20% de agua marina y un 80% de agua dulce para la cocción del arroz.

Pasta: La cocción de la pasta nos dará un punto bueno al mezclar un 25% de agua de mar con un 75% de agua dulce.

Pollo: 30% de agua marina y 70% de agua dulce.

Patatas y huevos: Para cocer patatas y huevos se puede utilizar en su totalidad agua de mar. La piel de las patatas hace de buena barrera para la sal.

Instalando un grifo directo al mar en la cocina del barco nos ayudará a poder fregar cómodamente los platos utilizando un lavavajillas líquido biodegradable que hará espuma perfectamente y teniendo la precaución de secar inmediatamente los platos, cacerolas y cubiertos para evitar la formación de óxido.

Higiene personal:

La ducha con agua de mar nos limpiará perfectamente utilizando champús y jabones biodegradables especiales para agua de mar. Como higiene dental es también desinfectante y muy beneficiosa.

Beber agua de mar

La mayoría de náufragos mueren de sed rodeados de agua en un plazo no superior a los tres días y también en la mayoría de los casos mueren por beber agua de mar.

El agua marina tiene una concentración de sales de 36 gramos por litro, en nuestro medio interno la concentración es de 9 gramos por litro. Al ingerir agua de mar nuestros riñones necesitan diluir este exceso de sales, para ello y por presión osmótica nuestro cuerpo toma todo el agua dulce que necesita extrayéndolo de nuestros tejidos. Esto provoca deshidratación, ya que el agua absorbido de nuestros tejidos es superior al agua de mar que se ha ingerido. Si por falta de agua dulce tuviésemos que seguir consumiendo agua de mar, entraríamos en un ciclo que nos llevaría a una fuerte deshidratación causando convulsiones, diarrea, paralización de los riñones, coma y finalmente la muerte.

Por tanto, la elevada salinidad del agua de mar ingerida en gran cantidad, somete a todo nuestro organismo a una presión osmótica cuatro veces superior a la de nuestras células.

Entonces, ¿es posible beber agua de mar?

Si como ya hemos dicho, el agua de mar tiene una concentración de sales de 36 gramos por litro y la cantidad de sales recomendada diariamente es de 9 gramos al día, teóricamente podemos tomar un cuarto litro de agua de mar al día sin causar ningún inconveniente a nuestro organismo, eso sí, para evitar posibles diarreas y hasta que nuestro cuerpo esté habituado a esta práctica, es mejor tomar el agua marina en pequeños sorbos bien espaciados a lo largo del día o bien beberla diluida en agua dulce, en una proporción de agua de mar por tres partes de agua dulce.

En 2004 durante el III congreso de agua de mar de Tenerife, 2 náufragos voluntarios se prestaron a un experimento de supervivencia consiguiendo aguantar durante 7 días bebiendo exclusivamente agua de mar y demostrando que es posible sobrevivir (o al menos alargar el tiempo de supervivencia) a base de beber exclusivamente agua marina. Para ello los náufragos tomaron una cucharada de agua marina cada 20 minutos diluyéndola con la saliva para reducir la concentración de sal y evitando de esta manera que los riñones se colapsen. El agua marina contiene prácticamente todos los minerales existentes en la tabla periódica mitigando también la sensación de hambre.

FERRÁN ADRIÁ COCINANDO CON AGUA DE MAR:

¿TE HA GUSTADO? COMPARTE ESTE CONTENIDO: