Síguenos:
pluma
Artículos
TODA LA ACTUALIDAD SOBRE EL MUNDO DE LA VELA Y LA NAVEGACIÓN.
Seguridad en el barco Equipos de seguridad en el mar

LA SEGURIDAD EN EL BARCO

Por Administrador
Seguridad
Dec 3rd, 2017
0 Comentarios

Navegar es un deporte, es algo divertido, una forma de disfrutar de la naturaleza, incluso para algunos, una forma de vida o algo aventurero, pero siempre conlleva algunos riesgos y algunos peligros particulares intrínsecos de esta actividad.

Por tanto, la navegación puede ser un pasatiempo peligroso si no tomamos en cuenta algunos aspectos para minimizar los riesgos. Aumentar la seguridad en el barco debe ser un trabajo constante y siempre una prioridad.

El patrón de un velero es responsable de la seguridad del barco y de toda la tripulación, debiendo estar siempre preparado para poder manejar cualquier situación de emergencia o cualquier problema imprevisto que pueda surgir durante una singladura.

FORMACIÓN

Aprender no ocupa lugar y en el arte de navegar el conocimiento es uno de los principales elementos que harán incrementar el nivel en seguridad.

Mejorar en el manejo de las velas no es el único elemento que un buen patrón o capitán deberá estar motivado en progresar. Leer y estudiar sobre meteorología, sobre diferentes técnicas de navegación, primeros auxilios, supervivencia, sistemas de seguridad o estar siempre dispuesto a leer y escuchar las experiencias de otros marinos y navegantes son algunos elementos más que ayudarán a conseguir un mayor control y nivel en seguridad.

Practicar maniobras como el hombre al agua, además de ser muy entretenido, mantendrá activa a la tripulación y preparada para saber cómo actuar en caso de una caída al agua real.

En definitiva; formación, entrenamiento, preparación específica del barco, preparación de la tripulación, una buena planificación y algo tan fundamental como utilizar el sentido común, serán los pilares básicos en los que deba sustentarse la seguridad.

PREPARACIÓN

Mantener en buenas condiciones la embarcación es por supuesto, básico. Revisar el casco, la limera, las sentinas, grifos de fondo, bombas de achique, obenques, stays, drizas y escotas. Tener a punto el motor, comprobar el buen funcionamiento del sistema de refrigeración, comprobar el nivel del depósito de combustible o comprobar el buen estado de carga de las baterías son algunos de los muchos elementos del barco que hay que comprobar.

Mantenga cabos, drizas y escotas libres de nudos y bien adujados. Nunca enrolle un cabo o línea alrededor de su mano o de cualquier otra parte de su cuerpo, y nunca pise dentro de una bobina de línea o sobre ella.

Limpie de obstáculos la cubierta para evitar riesgo de tropiezos. Siempre tenga en cuenta las partes móviles de su embarcación; esto incluye grandes cosas como la botavara o el fondeo que pueden oscilar al virar, así como cualquier cosa que no esté bien atada o atornillada. Un velero es una máquina en constante estado de movimiento. Ten cuidado y mantén tu ingenio.

PLANIFICACIÓN

En cuanto a la planificación, es importante saber cual va a ser la ruta a seguir, qué puertos o lugares de abrigo o refugio podemos encontrar en caso de necesidad y dejar aviso a alguien en tierra de confianza de la ruta a seguir, de la duración y del día y hora estimada de llegada. Hay que saber calcular bien el abastecimiento suficiente de comida y agua para la travesía y llevar provisiones de emergencia. Antes de salir, revisen siempre las fechas de caducidad.

Es por supuesto imprescindible tener una buena y actualizada previsión meteorológica, así como hacer un estudio de los vientos y corrientes predominantes, pues no es algo raro veleros que no son capaces de regresar de su destino porque no han previsto los vientos y corrientes de proa que se encuentran a la vuelta de su destino.

Recuerde que “es mejor arrepentirse de no haber salido que arrepentirse de haber salido”.

Algo muy importante a la hora de planificar una travesía es conocer nuestro propio nivel técnico y el de nuestra tripulación para poder ser conscientes de nuestras posibilidades y cambiar o adaptar una travesía teniendo en cuenta siempre estas consideraciones.

Kannad safelink R10 radiobaliza

EQUIPAMIENTO

El equipo de seguridad hay que tenerlo siempre a punto y revisado.

Antes de zarpar cada miembro de la tripulación debe tener asignado su propio chaleco salvavidas, de forma que lo tengan ya ajustado a su talla y peso y para que sepan ponérselo rápida y fácilmente. Hay que tener en cuenta que cuando se complican las cosas, lo que aparentemente es una cosa sencilla como ponerse un chaleco salvavidas, puede resultar complicado. Para una mayor información, lea el artículo específico sobre “chalecos salvavidas”.

Un error muy grande que cometen muchos patrones o capitanes es que nunca piensan que puedan ser ellos los que terminen siendo rescatados. Por ello, y en prevención de que sea el capitán el que resulte indispuesto, es muy importante que expliquemos a la tripulación el funcionamiento de los procedimientos de seguridad básicos, cómo saber encender el motor, utilizar el canal 16 de VHF para hacer una llamada de emergencia, saber qué es el botón de distress del VHF, cómo lanzar el aro salvavidas o cómo activar la radiobaliza en un último caso. También es muy importante que conozcan cómo se ve la posición en el GPS, es decir, la latitud y la longitud para poder dar la posición en caso de tener que hacer una llamada de emergencia.

Debemos tener en cuenta que en muchos barcos el VHF toma la posición a través  del GPS o del Chart Plotter y esto es muy importante porque si llevamos este equipo apagado, en caso de que tengamos que hacer una llamada de emergencia apretando el botón de Distress del VHF, éste no enviará la posición y salvamento marítimo sabrá que un barco tiene un problema pero no sabrá donde está.

Los problemas más graves que podamos tener a bordo de un crucero son por colisión, incendio, hundimiento, hombre al agua o por averías.

Siempre debemos mantener la vista controlando en todo momento el horizonte y las derrotas de los barcos que se mueven por él, os recomiendo leer el artículo A qué distancia está el horizonte”, que nos dará una idea de las distancias en el mar.

La noche, o los días de baja visibilidad son los momentos más conflictivos. Tener un detector de radar del tamaño adecuado es muy importante, pero además, hoy en día existe el sistema AIS, que ya es obligatorio en todos los barcos de pesca y comerciales, y es altamente recomendable, ya que con él, podremos ver la posición y tener toda la información de los barcos que se encuentren a nuestro alrededor  y lo que es más importante, ellos nos podrán ver  a nosotros.

Instalar un sistema AIS en el barco es algo muy sencillo y solo necesitaremos comprar un emisor receptor AIS que alimente nuestros equipos compatibles o instalar un Chart Plotter GPS con AIS ya integrado.

El radar es el otro sistema importante a tener a bordo si pretendemos navegar de noche. Con él veremos en todo momento los objetos reales que se mueven a nuestro alrededor.

Un incendio es otra de las cosas más graves que pueden ocurrirnos en navegación. Por supuesto que la prevención es la primera medida a adoptar. Es bueno que aparte del extintor o extintores obligatorios que tengamos dentro de la cabina del barco, mantengamos siempre uno en el exterior, en la bañera o  dentro del cofre o tambucho, ya que si estando en la bañera navegando el incendio se origina dentro de la cabina, el extintor externo será la única manera de hacer frente al fuego.

Una manta ignífuga instalada cerca de la cocina es otro complemento muy asequible que puede ser de gran utilidad para poder combatir rápidamente un conato de incendio.

Llamada de socorro MAYDAY

El hundimiento es otra fatalidad que desgraciadamente puede ocurrir y tener una balsa salvavidas siempre preparada será la única escapatoria posible. Para no extendernos aquí recomiendo leer el artículo “balsa salvavidas; utilización y estiba”.

La radiobaliza es un elemento importantísimo para tener a bordo, ya que en caso de hundimiento enviará vía satélite nuestra posición GPS y nuestra señal de emergencia. Existen ya radiobalizas personales como la Kannad Safelink SOLO que por su pequeño tamaño podemos llevarla siempre encima como parte del equipamiento personal, siendo un accesorio indispensable para navegantes solitarios.

Una vía de agua por una colisión con algún objeto flotante o la rotura de un grifo de fondo, son algunas de las cosas que nos pueden llevar al hundimiento de un barco.

Haber comprobado antes de salir el buen funcionamiento de las bombas de achique es fundamental, al igual que mantener siempre bien limpias las sentinas para que estén libres de cualquier objeto que pueda impedir su buen funcionamiento. Hay algunos sistemas de muy bajo precio que debemos tener siempre a mano; como un paquete de espiches cónicos con los que se puede detener una pequeña vía de agua rápidamente, o la masilla reparadora Stay Afloat, que es otro producto altamente recomendado con el que se pueden taponar pequeñas vías de agua o detener roturas de grifos de fondo de una manera muy sencilla y rápida.

Contra las averías, el mejor remedio es también la prevención. Mantened el barco siempre en buen estado, con el motor limpio y  con sus cambios de aceite y cambios de piezas que toquen en sus revisiones correspondientes.

Debemos de tener siempre un kit de piezas de repuesto y conocer el mantenimiento y el funcionamiento básico del motor para saber arreglar los problemas más comunes que puedan ocurrir. Además, es siempre bueno llevar a bordo algunos grilletes y poleas de repuesto, bridas, cinta americana, una cizalla inoxidable para, en caso de necesidad, poder cortar los stays, obenques, la cadena de fondeo, etc.

“Una mano siempre es del barco” es una frase que debemos interiorizar para evitar un desafortunado hombre al agua. La instalación de una línea de vida a lo largo del barco es algo muy sencillo, fácil de instalar y de muy bajo precio. Basta con instalar una cincha de proa a popa por cada banda del barco para que podamos engancharnos a ella con nuestra línea de seguridad personal y así podernos mover con seguridad. Instale también suficientes puntos de anclaje en la bañera y en el resto de la embarcación.

El chaleco salvavidas de cada tripulante debe de llevar, a parte del arnés y la correa de seguridad, una luz de seguridad y un silbato conectados a él.

Es recomendable tener un GPS con botón de hombre al agua instalado junto al timón para poder marcar la posición rápidamente en caso de una inesperada caída al agua.

Kannad Safelinl R-10

Existen pequeñas radiobalizas personales AIS como la Kannad Safelink R-10 que cada tripulante puede llevar consigo personalmente y que en caso de caída al agua es un verdadero seguro de vida.

El ancla de capa es otro elemento que debemos incluir dentro del equipo de seguridad de nuestro barco. Las utilidades son diversas y para no extendernos recomendamos leer el artículo “Ancla de capa o ancla flotante”.

Un VHF portátil nos dará comodidad pero además siempre nos servirá como VHF de respeto en el caso de que nos falle el principal, ya sea por avería eléctrica o mecánica. Además existen VHF portátiles flotantes que serán muy adecuados en caso de tener que abandonar el barco. También existen antenas de emergencia para la radio principal y que es bueno siempre llevar a bordo para el caso de desarbolar o de sufrir la rotura de la antena principal.

EL ANÁLISIS DE SITUACIONES

Si en algún momento nos vemos inmersos en una situación de emergencia, mantenga la cabeza fría, trate de no ponerse nervioso y no transmita nerviosismo a los demás. Recuerde la frase “Piense, luego actúe”.

Anticípese siempre a los problemas. Recuerde que si está pensando en poner un rizo es que ya lo debería de haber hecho. Por la misma razón, no espere a que una situación se complique para mandar poner los chalecos salvavidas a su tripulación, anticípese también a ello y no dude en hacerlo.

Ponga normas, procedimientos y protocolos de seguridad a bordo de su barco.

PARA AMPLIAR INFORMACIÓN TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Temporal en el mar, prepararse para el mal tiempo

Llamada de socorro MAYDAY

El mareo en el mar, medicamentos y remedios naturales

El mareo en el mar o mal de mar

Navegar en medio de una tormenta eléctrica

 

¿TE HA GUSTADO? COMPARTE ESTE CONTENIDO: