Síguenos:
pluma
Artículos
TODA LA ACTUALIDAD SOBRE EL MUNDO DE LA VELA Y LA NAVEGACIÓN.
Navegar con niños

NAVEGAR CON NIÑOS

Por Administrador
Navegación
Jan 14th, 2015
0 Comentarios

Pensar en subir con niños a bordo de un barco puede generar ciertas dudas e inquietudes en los padres, pero lo cierto es que navegar con niños es una aventura de lo más gratificante.

Teniendo en cuenta una serie de aspectos, ayudará a tranquilizar a los padres antes  de viajar en barco y a hacer que disfruten tanto niños como mayores de la navegación.

1.- La meteorología

Es lo primero que hay que pensar, asegúrese que las condiciones meteorológicas son las óptimas. Anticiparse acerca del tiempo que va a hacer es fundamental a la hora de disfrutar de una buena navegación y así ahorrarse malos momentos. Si hay alguna duda, mejor cancelar la travesía.

2.- Edad de los niños

Los bebés durante la navegación van más seguros en la cabina, y con el vaivén, serán capaces de dormir largo y tendido.

Los niños de 5 a 10 años son los que más fácilmente pueden disfrutar de la navegación.

Para pre-adolescentes y adolescentes, la mejor manera de hacer que se lo pasen bien es hacerles partícipes en las tareas del barco.

 3.- Seguridad

Los niños deben ser vigilados en todo momento por un adulto, llevar el chaleco salvavidas puesto y según como esté el mar, colocarse el arnés de seguridad.

Aparte de la vigilancia de los adultos, y la utilización del chaleco, los niños deben aprender una serie de normas básicas para que la navegación sea segura. Lo primero que deben saber es que en el barco “manda patrón” y que deben obedecer sin rechistar las órdenes del capitán.

Deben aprender a moverse por el barco, que jueguen, pero sin olvidar la seguridad; no ir a proa sin ningún adulto, permanecer en la bañera, cómo utilizar los baños, advertirles de lo que pueden tocar y lo que no (los mandos de la cabina o la radio), a moverse por el barco siguiendo el consejo de “una mano para ti, la otra para el barco” y agarrarse a alguna parte del barco, preferiblemente a otro sitio más seguro que el guardamancebos, a mantenerse alejados de la botavara, enseñarles cómo se navega, cómo funcionan las velas, o cómo aprovechar el viento para navegar.

Niños a bordo

4.- Mareo en el barco

El mareo es uno de los problemas  más comunes que puede llegar a arruinar un día de navegación.

Los niños menores de 2 años raramente llegan a marearse. Tomar biodramina infantil media hora antes de subir el barco, un buen desayuno, beber mucha agua, tomar vitamina C, coca-cola, frutos secos o llevar pulseras antimareo, pueden ayudar a evitar el mareo. Si aún así, los niños experimentan mareo, lo mejor es ponerlos al timón y que nos ayuden a llevar el barco fijando siempre la vista al horizonte.

Y para los más aprensivos, que suben al barco convencidos que van a marearse, nada mejor que una “gominola de mareo” para que se queden tranquilos que con esa pastilla no se marean.

Para saber más del mareo, podéis consultar estos dos artículos:

Causas, remedios y prevención del mareo en el mar

El mareo en el barco, medicamentos y remedios

5.- Protección

Es fundamental llevar protección solar y gorra, procurando que lleven camisetas holgadas de color claro que les proteja del sol. El calzado debe ser cómodo y con suela de goma y se debe de evitar navegar descalzos. Es también recomendable llevar repelente de mosquitos cuando se fondea.

6.- Diversión

Y después de tanta seguridad y protección, por fin toca la diversión, siempre y cuando, se respeten las órdenes del capitán, claro. Por ejemplo, una vez que el barco este fondeado, nadie debe tirarse al agua hasta que el motor esté apagado y el capitán de la orden. Saltar desde el barco al agua, hacer snorkel o pescar son algunos de los planes más divertidos con el barco fondeado.

A los niños les encanta participar en las tareas del barco, aprender a navegar, buscar delfines, peces luna, peces espada, gaviotas, escuchar historias de piratas,  leyendas de barcos, o al finalizar la navegación, escribir en el cuaderno de Bitácora como ha sido la navegación.

7.- Aprender a navegar

Los niños a partir de 8 años tienen capacidad para entender e integrar lo que se les enseña. Les dará seguridad y confianza y hará que disfruten aún más de la navegación.

8.- Viajes en barco

Para viajes con niños de varios días en el barco, será recomendable llevar redes para poner en las literas y evitar caídas al suelo de los niños, llevar juegos de mesa, que los niños cuenten con un sitio para tener sus cosas, enseñarles que durante la noche no deben salir a cubierta y dejarles que participen y colaboren en las tareas del barco; soltar amarras, adujar cabos, cazar con el bichero el muerto, contactar por radio al llegar a puerto, etc, cosas sencillas que puedan hacer y que les hagan sentirse parte de la tripulación y necesarios.

Y recordad, cuanto más naveguéis, más miedos perderéis y más confianza ganaréis!!!!

Artículo escrito por Valeria Quesada, autora del blog de viajes Quierovermundo

¿TE HA GUSTADO? COMPARTE ESTE CONTENIDO: