Síguenos:
temporal agarra a la volvo

EL TEMPORAL AGARRA DE LLENO A LA VOLVO

Por Administrador
Dec 14th, 2017
0 Comentarios

Vientos de más de 50 nudos sacuden a los barcos de la Volvo Ocean Race, que surfean olas montañosas a velocidades de espanto.

La mejor prueba nos ha venido este mediodía desde la popa del MAPFRE, cuando una brutal ola ha arrancado del timón al británico Rob Greenhalgh. El jefe de guardia del barco español estaba perfectamente amarrado con el arnés de seguridad, con lo que la situación se saldó son problemas y el MAPFRE siguió navegando a toda velocidad.

Previamente, la flota nos había ido enviando datos tremendos: 38 nudos de velocidad ha llegado marcar la corredera del Vestas 11th Racing durante las últimas horas de regata ante la sorpresa de su OBR, Sam Greenfield: “Yo creía que estos barcos tenían una velocidad máxima de 33 nudos, pero ya veo que no era así…”, relataba.

O 56 nudos que se llegaron a medir en el sensor del Dongfeng Race Team cuando Stu Bannatyne, un veterano que disfruta como un chiquillo cuando las cosas se ponen duras, llevaba la caña del líder de la flota.

Las sensaciones que transmitían los regatistas también advertían del escenario bélico, como la que nos llegaba de uno de los mejores cañas del mundo en estas condiciones, el jefe de guardia del MAPFRE Pablo Arrarte: “Hemos tenido rachas de casi 50 nudos y aún nos quedan tres días así”, advertía.

La enorme borrasca que se ha estado formando durante los últimos días ahora ha engullido a las siete tripulaciones, lo que les ha obligado a cambiar el chip de la competencia más despiadada a un modo más conservador.

A las 1300 UTC, el Dongfeng Race Team avanzaba en primera posición desde su posición más al sur, a sólo siete millas por encima de la zona de exclusión de hielo establecida por el control de regata.

Temporal de 50 nudos

Ocho millas al norte estaba el MAPFRE en una decidida persecución del barco chino-francés, con la aparición del Vestas 11th Hour Racing de Chuny Bermúdez de Castro unas 50 millas detrás de ellos.

“Las condiciones son espectaculares”, afirmaba el patrón del Vestas, Mark Towill, mientras el equipo informaba haber visto rachas de 53 nudos de viento durante la noche. “Son las condiciones típicas del Océano Sur, pero es muy divertido. Sabíamos lo que veníamos a encontrar aquí, y definitivamente lo hemos encontrado “.

Pese a ello, los problemas no se hicieron esperar en la flotaEl team Akzonobel se vio obligado a pisar el freno después de sufrir daños en el carril que sujeta la vela mayor al mástil.

El navegante Jules Salter informó que el daño ocurrió cuando la tripulación navegaba con 35 nudos de viento y mar bastante gruesa.

“Durante una trasluchada de estribor a babor, el carril de la vela mayor en el mástil se dañó en dos lugares”, decía un comunicado del equipo. Los regatistas pudieron bajar la vela mayor y alejar el barco del límite de hielo y continúan compitiendo solo con las velas de proa.

“No hay informes de lesiones a bordo como resultado del daño y la tripulación se está comunicando con el personal de control de regata de la Volvo Ocean Race y el equipo de tierra para establecer qué opciones de reparación tienen”.

Kannad safelink R10

¿TE HA GUSTADO? COMPARTE ESTE CONTENIDO: