Síguenos:
Cruce del Atlántico norte Bitácora personal

CRUCE DEL ATLÁNTICO NORTE – BITÁCORA PERSONAL

Por Administrador
Oct 27th, 2017
0 Comentarios

CONCURSO RELATOS MARINEROS 2017

Por Victor Castañeda

Tripulantes

  • Castañeda Víctor (El cocinero)
  • González Fernando ( El Ingeniero)
  • Poblete Gabriel ( El aprendiz)
  • Polinioli Julio (El dueño del velero)
  • Rivera Gregorio (El duro)
  • Villada Raúl (El Capitán)

Introducción

En estas páginas quise relatar un poco de las vivencias diarias de cada día de nuestra travesía desde el inicio. Evidentemente todo el contenido tiene mis apreciaciones de la realidad. Pido disculpas a mis compañeros de viaje por aquellas cosas que pudieran generar alguna diferencia. Mi intención fue escribir mi percepción personal. Agradezco haber formado parte de este grupo, más allá de todo lo sucedido, fue el más grande aprendizaje de navegación.

Todos los horarios se corresponden con la localidad de Baltimore. (UTC -4)

05/04/2017

Son las 22.19, en el velero un clima agradable, ya me bañé y pude relajarme un poco. Saludé a mi esposa e hijos, la verdad es que los extraño al pensar que ya no podré verlos online en mi celular. Llevamos unos 20 días trabajando para poder salir al mar abierto.

Gregg desplegó las cartas náuticas en papel, para ir definiendo rumbos según los husos horarios del océano atlántico. Salir de la Bahía de Chesapike, aquí en Maryland, USA con rumbo 80 hasta llegar al meridiano 40 donde cambiaríamos a rumbo 90, hasta el meridiano 35 donde cambiaríamos a rumbo 127 hasta aproximarnos a Faial, Isla de San Miguel, Archipielado de Azores, Portugal.

Estamos todos exaltados, son casi una de la noche y pareciera que quisiéramos salir ya … Voy acomodando mi cama en el velero y apagando luces, que son un mensaje directo para todos de hora de dormir. Bromas van y vienen con este gesto, que van relajando a todos para ir a dormir.

06/04/2017

Son las 6.44 y como todos los días, aprovecho a meditar una hora de silencio. Estos últimos 3 días ha sido difícil trabajar en acondicionar el velero, con mucho cansancio, pero después de meditar, tengo más energía. Amaneció con lluvia y fue poniéndose mas lluvioso, cuestión que hace difícil trabajar afuera y una de las últimas necesidades es amarinar la balsa salvavidas.

Son las 13.43 y está Julio / Fernando controlando la electricidad del velero ya que amanecimos sin potencia en las baterías y tuvimos que ir a comprar 2 baterías de urgencia. Esto se descubrió al arrancar el motor esta mañana. Tenemos 2  bancadas de baterías, una para prender el motor y la otra para el velero. Al usar la del motor, este no prendió.

Fernando el año pasado cruzó el océano en un pésimo velero, sufriendo el problema de la falta de electricidad, llegando sin motor, sin instrumental, sin heladera, sin nada eléctrico a puerto. Solo con su celular y cargador solar se logró llegar.

20.45. Julio / Fernando continúan tratando instalar el piloto automático eléctrico desde hace varias horas. Todos estamos cansados, pero ellos continúan con mucha garra. El capitán Raúl y yo sentados. Le pido una opinión sobre lo que hacen Julio / Fernando y me dice, solo quiero que arranque el motor bien …. Esbozando una sonrisa.

Julio me pide que me instruya sobre el funcionamiento de los pilotos de viento, ya que nunca se utilizó y ninguno tiene ninguna experiencia de uso.

Cruce del atlántico norte velero

07/04/2017

Son las 5 am. Se prende máquina y todos de pie para un rápido desayuno e iniciar la travesía.

Salimos 5.50 con poca sensación de timón en mi mano y maniobra restringida por el poco espacio entre los splits. Nuestro velero de 13 metros de eslora le cuesta virar, cuestión que entre los gritos de Raúl en el motor, yo al timón salimos como podemos, hasta una tercer intento de virada se logra sacar la nariz de la proa para iniciar la salida.

Para nuestra sorpresa, en pocos minutos fuimos sorprendidos por el viento que aumentó de 20 a 30 nudos en 2 horas y de los 30 hasta los 45 nudos, navegando a una velocidad entre los 9 y los 11 nudos, con olas en nuestra aleta y la marea bajando que también nos ayudaba a toda velocidad. El timón duro como piedra, tratamos de llevarlo con toda la fuerza, viendo que la mejor manera es con el pie para alejar la caña y con el extensor de la caña para acercar el timón. Todos imaginando lo que podría significar hacer en estas condiciones la travesía, unos 20 a 25 días navegando así …. Sería Durísimo ….

Tipo 23.10 en medio de solucionar un problema de la escota que se trabó en la brazolada de la botavara de la mayor, estaba Raúl dando indicaciones, Fernando y Julio arreglando la escota y mientras tanto yo me iba descomponiendo minuto a minuto, esperando terminen rápido para vomitar tranquilo y terminar juntos el trabajo que salió a la perfección.

Después de vomitar, a la cama, con la idea de que pasaría si vomito toda la travesía ? En mi mente, calma … que sea lo que tenga que pasar y seguir adelante. Acostumbrarme en el mar.

08/04/2017

Son las 9.30 de la mañana. Conclusión, desde ayer hasta hoy, tuvimos 22 horas con viento hasta 45 nudos que nos han llevado hasta casi la salida al mar. Unas 160 millas desde Baltimore, Maryland hasta Norfolk.

Pienso en lo duro que es el mar, todo moviéndose constantemente, vivir en un espacio reducido que parece más bien una licuadora, hacer esto por decisión propia, meterse en este proyecto, aventura, no sabría bien como definirlo todavía….

Anoche el frio llegó a los 5 grados y con un joggins, un jean y un pantalón para el agua arriba, más remera, pullover, campera para la nieve y campera para el agua, mas 2 pares de medias y botas para la nieve, guantes para la nieve, igual siento el frio …

Trato de mirar las estrellas y la luna con un tímido amanecer que se acerca con mas frio.

Vamos rumbo a reparar la polea y escota de la mayor, antes de salir al mar abierto, Gregorio encuentra en su Ipad la mejor marina para amarrar y llegamos tipo 13 horas a Hampton, Marina Old Confort.

Raúl y Julio intentan acelerar la salida, para lo cual todos estamos cansados y hay que recargar agua y combustible, estimando que también se debería verificar el estado del velero. Todos cansados, tratamos de reponernos.

09/04/2017

Domingo 7.45. Todos durmiendo apaciblemente. Ayer fue una prueba durísima y se trabajó mucho al timón que estaba muy pesado, maniobrando con los pies, haciendo sentadillas. Las guardias concordamos entre todos de hacerlas cada 3 horas en pareja, de los cuales los más organizados durante la salida fuimos Greg y Yo. Diría que Greg es una persona metódica, el vive actualmente en Alemania, es nacido en Puerto Rico y jubilado de las fuerzas armadas de Estados Unidos. Se nota que sabe sobre sistemas de comunicación y tecnología. El está preocupado por la formación futura de una tormenta enorme, que si nos apuramos a salir ya, podríamos evitarla.

18.20 Partimos de Hampton, de la Marina Old Confort rumbo azores, Portugal, rumbo 90 grados con viento Sur Oeste, con unos 10 nudos de intensidad. Estuvimos discutiendo la información meteorológica, si convenía o no ir hacia Bermudas y observamos que durante 5 días en nuestro trayecto nos acompaña una calma, interrupiendo nuestro camino, además tenemos la contra de que lo poco de viento que habría, es del Este. Para ir a Bermudas deberíamos hacer varias piernas que aumentaría la distancia y días. El pronóstico nos dice, vallan para Azores y para todos es lo mas lógico.

10/04/2017

Me costó dormir, ya que estuve con Gregorio a mi lado, quien ronca parejo. Temprano me desvelo y me pongo a desayunar. Son las 14 horas aproximadamente. Gregg logró descifrar el uso del piloto de viento, ya que el manual está en Inglés y muchas palabras son más bien técnicas y empezamos a utilizar esta gran ventaja. El piloto de viento es la primera vez cada uno de nosotros utilizamos este tipo de dispositivo, por lo cual todos estamos aprendiendo.

Durante lo que va del día, estamos con unos 14 nudos de viento que ingresan entre la amura y el descuartelar. Vamos a unos 5,5 nudos con las dos velas izadas. Se comenta que el velero rinde muy bien con poco viento. Todos vamos muy contentos !!

Sorteamos las guardias y antes que nada, por una cuestión de desición personal, Gregorio hará pareja con Gabriel, que quiere aprender más sobre navegación y Gregorio con muchas ganas de enseñarle. En el sorteo quedó Julio con Fernando y Raúl conmigo.

21.24 hrs. Nos quedamos sin viento, por lo cual prendemos motor. Todos los paneles de instrumental y luces hacen un parpadeo, mostrando que estamos bajos de potencia. Una advertencia al consumo diario, ya que el frezeer y heladeras consumen la mayoría de amperaje unos 7 A, el instrumental unos 3,5 A y nos deja poco margen para recuperarnos. La idea es mantener unos 12/13,5 Amperes y prender motor si el consumo llega a 10/11 Amperes.

11/04/2017

Son las 8,24. Entramos en la corriente del golfo, que gratamente nos empuja rumbo al Archipielago de Azores con su fuerza de 3 maravillosos nudos !! Vamos con viento en popa, unos 15 nudos de intensidad y hemos configurado las velas en oreja de burro. Espectacular !!! Tenemos un poco de escora. Entre 5 a 10 grados. Se ven nubes bajas. El sensor de temperatura del agua del mar marca 29,2 grados. Increíble !! Se ven algas pasar. Son pequeñas. El nombre, dice Raúl que se llaman sargazos. (1). Vamos navegando a 10 nudos de velocidad !! Todos emocionados con la capacidad del velero.

(1)       Nota: La ruta que llevamos está próxima a la ruta llamada MAR DE LOS SARGAZOS

A la tarde aparecieron olas pequeñas de popa, haciéndonos barrenar un poco cada tanto. La temperatura del exterior es de 18 grados, pero hay sol y estamos de remera.

Hicimos retenidas en las dos velas para continuar la navegación!

Fernando me pidió cambiar de pareja y hacerla conmigo, ya que por lo que se ve, con Julio la situación se está tornando complicada, ya que constantemente Julio le pide haga trabajos eléctricos juntos y por lo que se ve, trabajan de manera diferente. Quedamos las parejas de las guardias de esta manera: Raúl y Julio, Fernando y Yo, y Gregorio y Gabriel.

Tripulacion para cruce del atlántico

12/04/2017

Son las 15.26 hrs. Me la pasé durmiendo toda la mañana. Fernando tuvo la gentileza de dejarme dormir la mitad de mi guardia, ya que iniciaba a las 14 hrs. La tarde de lo más tranquila. Bajo el viento, bajo la ola y nos fuimos del rumbo de la corriente … El viento entra por la aleta, Sur Oeste, 11 nudos de intensidad. La corriente nos ayuda con 1,5 nudos. En total navegamos unos 5,5 nudos. Compartimos unas galletas dulces entre todos.

Gregg está sobre estribor con su Ipod, verificando el plan del viaje, el resto relajados. Gabriel se descompuso hoy al almuerzo, pero ahora se lo ve muy bien.

13/04/2017

Aproveché a descansar muchas horas y a meditar. Reservo energía para posible tormenta. Hice de comer unas verduras congeladas con arroz y estofado. Siendo las 14 horas, noto mucha tranquilidad en el mar. Todos pudimos almorzar en la bañera.

A la noche pego un salto de mi cama, (el sofá del comedor, banda de babor), cuando Gabriel grita (no tengo maniobra !!) y voy a ver que pasó y es porque el viento estaba en la línea de crujía, estábamos enfachados.

Después ….. increíble, se salió el grillete del amantillo, ocasionando un gran labor afuera. Se empiezan a buscar los grilletes del barco de repuesto con la dura novedad de que hay uno solo.

14/04/2017

08,10 me dispongo a meditar en la Proa, luego de dormir desde las 05,00 am, luego de 3 horas de guardia. Diría que la guardia más dura hasta el momento. Con mucho sueño estábamos Fernando y Yo. Nos dormitábamos entre muy pocas palabras. De repente apareció Gregg diciendo (donde está el barco ?) …. Respondimos. No vimos ningún barco. Gregg nos dice (escuché un motor)…. Nos quedamos mirando, pensando lentamente, entre el sueño y la locura de ese momento, ver a Gregg con cara de que un barco se nos venía encima … jaja. Fue una situación confusa y divertida. Estimo que Gregg tiene un sentido de alerta por su entrenamiento militar.

09.10 después de meditar lo veo a Gabriel sentado bajo la entrada de la cama de la proa, esperando se vayan a dormir y le den su espacio para acostarse. Afuera del barco se mueve mucho y se preparan para achicar velas por lo que procedo a vestirme para ayudar !

Entran entre 25 a 35 nudos de viento, por la aleta, un Sur Oeste. Gregg en calzoncillo dando indicaciones, Fernando en el mástil mayor, tratando de poner los matafiones, Julio tratando de ayudar con las maniobras y yo al timón, concentrado, haciendo fuerza, para intentar mantener el viento sobre la aleta, ya que cuando el viento se pone de través, el timón queda como una piedra, haciendo más difícil el gobierno y la estabilidad del velero.

10,30 de la mañana, iniciamos la guardia, 30 minutos antes de lo normal y establecemos el timón de viento ….

12.45 una sopa reponedora nos prepara Raúl, que le está costando dormir y que veo cada tanto aprovecha a fumarse un pucho. Próximos a las 14 horas, listos para entregar la guardia, Fernando se toma un Dramamine para relajarse y mejorar su mareo. Según ya ha probado, el efecto de esta droga lo ayuda a dormir a los 30 minutos de haberla tomado. Su idea es dormir seguido las próximas 6 horas, hasta nuestra próxima guardia, a las 20 hrs.

Tipo 18 hrs. Vamos con Raúl a trabajar en la vela de la Proa, a coser el estuche del Batten que se ha salido. Me pongo a coser tranquilamente lo mejor posible, pero se me dobla la aguja en el ojal y debo cuidarla, ya que veo es la única.

Aparece Gabriel por la puerta del cockpit preguntado si hace frio. Una alegría verlo dispuesto a salir a la guardia !! Hace frio, soplan unos 20 nudos. Aparece un buque contenedor por babor. Ya el segundo desde la mañana ! Nos informa que a la noche desmejora y si estamos seguros de cruzar el atlántico en velero. Nos reímos de su cuestionamiento. Son las 22 horas. Se achica vela, verificando un batten salido en la vela mayor.

Este día, nadie pudo descansar, veo a todos agotados.

Llegó la tormenta, la que queríamos esquivar en la planificación en Baltimore. Tenemos olas de 3 a 5 metros desde el noreste que nos impiden seguir el rumbo. Se prende motor y decide empezar a enfrentar las olas. Hacemos nuestra guardia de 20 a 23 horas.

Continuará…

Por Victor Castañeda

¿TE HA GUSTADO? COMPARTE ESTE CONTENIDO: