Síguenos:
pluma
Artículos
TODA LA ACTUALIDAD SOBRE EL MUNDO DE LA VELA Y LA NAVEGACIÓN.
Radiobaliza, como funciona, instalación y legislación

RADIOBALIZA: INSTALACIÓN, FUNCIONAMIENTO Y LEGISLACIÓN

Por Administrador
Seguridad
Jul 25th, 2014
0 Comentarios

COMO FUNCIONA

La radiobaliza, también conocida en inglés como EPIRB (Emergency Position Indicating Radio Beacon) es un equipo para la emisión de socorro que alerta a los servicios de búsqueda y rescate en el caso de una emergencia. La radiobaliza se activa de forma manual o automática reflejando la señal emitida por un satélite hacia la estación costera más cercana. Funciona transmitiendo un mensaje codificado en la frecuencia 406 MHz vía satélite, alertando a los satélites Cospas-Sarsat y a las estaciones de tierra.

Con cobertura mundial, tienen una  precisión de localización del orden de las 2 millas aproximadas aunque algunas radiobalizas llevan un GPS interno dando a los servicios de rescate una precisión de +/- 50 metros.

La inclusión de un mensaje codificado digitalmente nos da la información del país de origen, la identificación del barco, el número de MMSI de nuestro barco y la posición GPS si nuestra radiobaliza dispone de emisor GPS. Las radiobalizas transmiten una ráfaga de radiofrecuencia de 5 w de potencia de medio segundo de duración cada 50 segundos, en las frecuencias 406,025 MHz o 406,028 MHz y también emiten en la frecuencia 121,5 MHz de manera permanente.

COMO INSTALAR LA RADIOBALIZA

La radiobaliza debe de estar situada en un lugar despejado y protegido de la cubierta libre de cualquier obstrucción que pueda impedir su libre flotación hacia la superficie en caso de hundimiento. Nunca se debe navegar con la radiobaliza guardada en el interior del barco, cofre o armario y se deberá colocar en su soporte y en su posición normal asegurándonos de su correcto funcionamiento antes de hacernos a la mar.

El soporte de la radiobaliza deberá tener un sistema de liberación por presión hidrostática que se activará y liberará automáticamente  cuando la radiobaliza se encuentre sumergida entre 1,5 y 4 metros de profundidad.

Las radiobalizas también deben poder ser liberadas fácilmente de su soporte manualmente para poder embarcarla en la balsa salvavidas si se diera el caso por necesidad. Debemos tratar siempre con cuidado la radiobaliza, evitando dar golpes y evitando manipular la radiobaliza sin motivo justificado.

En caso de que se active accidentalmente deberemos comunicarlo urgentemente a Salvamento Marítimo para que desactiven la operación de salvamento.

La radiobaliza debe disponer de una luz de destellos y de una señal acústica o luminosa que nos indique su funcionamiento.

LA RADIOBALIZA PERSONAL

La radiobaliza personal o PLB funciona exactamente igual que la EPIRB enviando un mensaje codificado en la frecuencia de 406 MHz pero hay algunas diferencias ya que esta radiobaliza está diseñada para un uso personal y por tanto es más pequeña. La radiobaliza personal transmite por un mínimo de 24 horas mientras que las EPIRB transmiten al menos por el doble, un mínimo de 48 horas.

LEGISLACIÓN ESPAÑOLA SOBRE LAS RADIOBALIZAS

Las radiobalizas deberán ser del tipo de activación y liberación automática y manual. Para las embarcaciones de recreo de la zona 3 las radiobalizas podrán ser solo de activación manual.

Las radiobalizas deben programarse por una empresa autorizada con el MMSI asignado a nuestro barco y deberá de ser remitido la hoja de registro e instalación al área de Radiocomunicaciones de la Marina Mercante donde figurarán los datos del barco y del propietario del mismo.

Las radiobalizas han de ser sometidas a una prueba anual de funcionamiento por personal autorizado para ello. Esta prueba consiste en comprobar su emplazamiento, montaje, identificación y codificación, la fecha de caducidad de batería, el dispositivo de liberación etc. Además cada cuatro años las radiobalizas deberán pasar un examen completo por un establecimiento aprobado para ello comprobando la estabilidad de la frecuencia, potencia de la señal y el estado de las baterías.

Si tenemos que sustituir las baterías en puertos extranjeros, deberemos comunicar a la Dirección General de la Marina Mercante las nuevas fechas de caducidad de las baterías y del dispositivo de zafado automático.

El dispositivo de liberación hidrostático tendrá una vida útil de dos años y las baterías una vida útil no superior a los cuatro años.

ARTÍCULOS RELACIONADOS DE INTERÉS:

RADIOBALIZAS PERSONALES

HISTORIAS DE NÁUFRAGOS

EL ANCLA DE CAPA

¿TE HA GUSTADO? COMPARTE ESTE CONTENIDO: